Historia de la Medicina en el mundo: China y Palestina

La Medicina en el mundo

Historia de la Medicina en el mundo: China y Palestina

06.06.2019

La historia de la Medicina en el mundo es variada. Esto depende del lugar y el año al que se quiera remontar. Aunque se cree que la Medicina se inició en la antigua Grecia, diferentes científicos argumentan que no fue así. De acuerdo con un artículo publicado en Monografías, la práctica clínica tiene sus antecedentes en el oriente.

China

La tradición sitúa el origen de la Medicina china con el reinado de 3 emperadores legendarios: Fu-Hsi, Shen Hung y Huangtu. (2900 A. C.) originó la filosofía del yang y del ying en la naturaleza.  Shen Hung (2.700 a.C.) creó la medicina herbal y la acupuntura. Huangtu (2.600 a.C.) es el autor del texto más antiguo de medicina que todavía se estudia: el NeiChing.

Por otro lado, en la China antigua, la prohibición religiosa de la disección resultó en un escaso conocimiento de la anatomía y función del organismo. En consecuencia, la técnica quirúrgica era muy rudimentaria. Los tratamientos externos incluían el masaje y la aplicación de ventosas contra la irritación. Mediante estas prácticas la sangre se traía a la superficie de la piel gracias a la aplicación de una ventosa. Al extraer el aire se creaba un vacío parcial.

La acupuntura y la moxibustión fueron 2 técnicas empleadas en enfermedades reumáticas y de otra índole para aliviar el dolor. La moxibustión y la cauterización de la piel se practicaban mediante la aplicación de moxa candente. Consistía en una preparación de hojas maceradas de Artemisa que luego se prendían. El ruibarbo, el acónito, el azufre, el arsénico, y el más importante, el opio, son importantes fármacos chinos.

Palestina

La Medicina hebrea recibió mucha influencia de la  mesopotámica durante los cautiverios asirio y babilónico. La enfermedad se entendía como muestra de la cólera de Dios. El sacerdocio adquirió la responsabilidad de recoger y ordenar las reglas higiénicas y estaba muy bien definido el papel de la matrona como asistente del parto.

El libro del Levítico incluye instrucciones precisas en temas como la higiene femenina, la separación del enfermo del resto de la población. Además, señala la limpieza de materiales capaces de albergar y transmitir sustancias impuras. La circuncisión es la única técnica quirúrgica descrita de una manera específica. Las fracturas eran tratadas con vendajes y las heridas se curaban con aceite, vino y bálsamo.