Historia de la enseñanza médica en México

La enseñanza médica en México

Historia de la enseñanza médica en México

16.05.2019

La enseñanza médica en México data del siglo XVI. El emperador de Alemania Carlos V (Carlos I de España) expidió una orden real para crear la Real y Pontificia Universidad de México. El primer diploma médico de México fue otorgado el 10 de agosto de 1553. Este diploma  fue originalmente expedido por la Universidad de Lérida en España a Juan Blanco de Alcázar.

En 1528 entró en funciones el primer protomédico de la Nueva España, Juan López. López se encargó de velar por el buen ejercicio y enseñanza de la Medicina y de las otras artes y profesiones afines. El 21 de junio de 1578 se aprobó la primera Cátedra de Medicina, titulada Catedra prima. Además, dicha cátedra fue inaugurada el 7 de enero de 1579 en la Real y Pontificia Universidad de México. De esta forma se convirtió en la más antigua en el continente americano. Al inaugurarse la segunda cátedra, Vísperas de Medicina en 1599, se planteó un programa paralelo. Este  era más apegado a la tradición del galeno-hipocratismo-renacentista, el de la Cátedra Prima.

Enseñanza médica en México

En 1621 se agregaron 2 cátedras más: la de Anatomía y Cirugía. Estas estaban dictadas en latín para médicos y en castellano para cirujanos, igual que la de Methodo Medendi.  La única cátedra agregada a las anteriores durante el siglo XVII fue la de Astrología y Matemáticas, creada en la Facultad de Medicina. Además, a mediados del mismo siglo se instruyó un modelo teórico-práctico que incluyó la disección en cadáver.

A partir de 1646 se constituyó el Real Protomedicato como tribunal que ejercía varias funciones. Tenía la facultad de imponer castigos y examinar a los que querían ejercer la Medicina, la Farmacia, la Obstetricia y la Flebotomía. Además, podían expedir una licencia con la que tenían la potestad de atender pacientes en la calle y podían ejercer la práctica médica remunerada.

Según un artículo publicado en la Faculta de Medicina, la Escuela Nacional de Medicina surgió en 1903. A partir de 1911 se imparte la carrera de enfermería, de cuyo cuerpo docente surgiría más adelante, la Escuela de Enfermería y Obstetricia. La misma Escuela Nacional de Medicina implantó diversas modalidades educativas que habrían de perdurar a lo largo de los años. Gracias a ellas, el Hospital de San Andrés primero y, después, el Hospital General de México se convirtieron en hospitales-escuela.

En 1929 se obtuvo la autonomía, conocida actualmente como Universidad Nacional Autónoma de México. En el mismo periodo se confirió una dirección diferente y novedosa a la filosofía educativa. Se rescató la fisiología experimental y su importancia en la formación del espíritu científico del médico. Además, se dio prioridad a las prácticas de laboratorio.