Fibrosis pulmonar idiopática y su cuidado médico

Fibrosis pulmonar idiopática

Fibrosis pulmonar idiopática y su cuidado médico

28.01.2019

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) va en aumento a nivel mundial, señala una publicación en el New England Journal of Medicine. Ha sido demostrado un aumento mayor en los ingresos hospitalarios y las muertes secundarias por FPI; principalmente en América del Norte y Europa.

David J. Lederer. MD, autor del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York afirma que en la práctica; los pacientes con enfermedad pulmonar intersticial a menudo reciben inicialmente un diagnóstico de insuficiencia cardiaca o enfermedad pulmonar obstructiva crónica; lo que sugiere que los médicos con frecuencia no consideran la enfermedad pulmonar intersticial en pacientes con disnea.

El diagnóstico adecuado de este padecimiento llega a prolongarse hasta 5 años por los médicos. Se sugiere considerar la FPI como un diagnóstico diferencial en adultos que presentan disnea de esfuerzo inexplicable, tos seca crónica o crepitantes en el examen de los pulmones. Así como también, una espirometría y determinar el D LCO en pacientes con sospecha de enfermedad pulmonar intersticial.

«El reconocimiento temprano y el diagnóstico preciso probablemente mejoren los resultados al evitar terapias potencialmente dañinas (por ejemplo, glucocorticoides para la FPI) y el inicio rápido de terapias que son efectivas incluso en las primeras etapas de la enfermedad. Las estrategias de manejo no farmacológico ayudan a los pacientes con FPI a vivir vidas más sanas, más normales, y la importancia de estos enfoques no se puede exagerar», indica Lederer.

Estos enfoques no farmacológicos incluyen:

  • Dejar de fumar.
  • Vacunas apropiadas para la edad (influenza y neumococo).
  • Oxígeno suplementario.
  • Rehabilitación pulmonar.

Nintedanib y pirfenidona podrían ayudar con seguridad a pacientes con FPI, sugieren los autores. Sin embargo, no existe evidencia que apoye esta recomendación. Los pacientes con FPI mayores a 65 años su pronóstico de supervivencia es de 3.8 años. Entre el 10 por ciento y el 20 por ciento de los pacientes con este padecimiento experimentan exacerbaciones agudas, que se caracterizan por insuficiencia respiratoria.

La insuficiencia respiratoria hipoxémica crónica y progresiva son las principales de causas de mortalidad de los pacientes con FPI y pocos reciben cuidados paliativos. Se sugiere que los médicos deben estar atentos a las condiciones comórbidas de los pacientes que incluyen tromboembolismo venoso, cáncer de pulmón e hipertensión pulmonar.

Referencia: https://www.mdlinx.com/internal-medicine/article/2329?rcid=107