Estrategia para la toma de decisiones médicas

estrategias medicas

Estrategia para la toma de decisiones médicas

01.10.2018;

La generación de hipótesis en la toma de decisiones médicas; implica identificar las principales posibilidades diagnósticas que pueden ser determinantes del problema clínico del paciente. El síntoma principal del paciente y los datos demográficos básicos son los puntos de partida para el diagnóstico; que normalmente surge por el reconocimiento de patrones.  Lo ideal es asignar a cada elemento de la lista de posibilidades una probabilidad estimada; o probabilidad de que el diagnóstico sea el correcto.

La probabilidad y posibilidades no pueden ser descartadas de la estrategia. La probabilidad de que ocurra una enfermedad (o acontecimiento) en un paciente cuya información clínica se desconoce; es la frecuencia con la que sucede esa enfermedad o acontecimiento en una población; y se tiene que considerar desde 0,0 (imposible) a 1,0 (seguro) y a menudo se expresan como porcentajes (de 0 a 100).

Mientras que las posibilidades representan la proporción de pacientes afectados respecto de los no afectados (es decir, la proporción de enfermedad con respecto a la ausencia de enfermedad).

Por otra parte, la comprobación de la hipótesis que se ha creado es indispensable para la toma de decisiones médicas. El médico primero comprueba las posibilidades hipotéticas durante la anamnesis y el examen físico; hace preguntas o solicita exámenes específicos que apoyen o refuten un diagnóstico sospechado. Por ejemplo, en un paciente con dolor torácico, el antecedente de dolor en la pierna y una pierna hinchada y dolorosa detectada durante el examen físico aumenta la probabilidad de embolia pulmonar.

Cuando la anamnesis y el examen físico forman un patrón claro, se hace un diagnóstico presuntivo. Los exámenes complementarios diagnósticos se utilizan cuando persisten las incertidumbres después de la anamnesis y el examen físico, sobre todo cuando las enfermedades en consideración son graves o tienen un tratamiento riesgoso o costoso.

Puede parecer intuitivo que la suma de probabilidades de todas las posibilidades de diagnóstico; deba ser igual a casi el 100% y que un solo diagnóstico pueda derivar de un complejo conjunto de síntomas y signos. Sin embargo, la aplicación de este principio de que la mejor explicación para una situación compleja implica una sola causa (a menudo referida como la navaja de Occam) puede conducir a los médicos por mal camino. La aplicación rígida de este principio descarta la posibilidad de que un paciente pueda tener más de una enfermedad activa.

Referencia: https://www.msdmanuals.com/es/professional/temas-especiales/toma-de-decisiones-m%C3%A9dicas/estrategias-para-la-toma-de-decisiones-m%C3%A9dicas