Entrenamiento de células tumorales para el cáncer

cáncer

Entrenamiento de células tumorales para hacer frente al cáncer

07.10.2018

El entrenamiento de células tumorales podría ser una opción de tratamiento contra el cáncer ya que logra que las células convierten en unas aliadas de gran valor para hacerle frente a esta enfermedad crónico-degenerativa.  

El entrenamiento de células surge de la idea de los investigadores del Brigham and Women’s Hospital, quienes han modificado células tumorales para que actúen como agentes dobles y eliminen a otras células tumorales.

Los investigadores que han logrado el entrenamiento de células se han aprovechado de una característica de las células tumorales conocida como “volver a casa” la cual consiste en la capacidad que tienen para volver al tumor original en el que se formaron.  El principio es simple: tomar células circulantes metastásicas y armarlas con terapias frente a las que ellas mismas son resistentes; para que ataquen el tumor del que proceden.

El entrenamiento de células plantea dos escenarios o aproximaciones terapéuticas en las que puede ser utilizado:

  • En la primera de ellas, considerada alogénica (las células no proceden del paciente). Los investigadores utilizan células tumorales que son resistentes a terapias; estas dependen de la presencia de receptores en la membrana celular. Estas células, inmunes al tratamiento, son modificadas para que produzcan y transporten la terapia hacia el tumor primario del paciente.
  • En la segunda estrategia, considerada autóloga (las células son propias del paciente). Los investigadores plantean utilizar células que son sensibles a terapia; y modificar genéticamente sus receptores de membrana para hacerlos resistentes; al igual que en el caso anterior. De este modo, una vez convertidas en resistentes; las células también podrían ser utilizadas como factorías productoras de tratamiento y como transporte de este a los tumores recurrentes.

El peligro de utilizar el entrenamiento de células tumorales con aplicaciones terapéuticas es que en algún momento puedan inducir cáncer o repoblar el tumor al que se dirijan. Para evitar que esto ocurra, el equipo incluyó en las modificaciones genéticas un mecanismo de control; un interruptor que hace que las células se suiciden en presencia de un fármaco concreto.  Esta aproximación aumenta la seguridad de la terapia.

Los resultados del trabajo apoyan la utilización de células tumorales modificadas; para atacar al cáncer en tumores primarios, recurrentes o metastásicos.

Referencia: https://revistageneticamedica.com/2018/07/31/entrenar-celulas-tumorales-metastasicas/