El uso de la Telemedicina en México

El uso de la Telemedicina

El uso de la Telemedicina en México

05.06.2019

El uso de la Telemedicina permite no solo ahorrar recursos y tiempo, sino que garantiza que los servicios de salud sean horizontales y universales. La tecnología médica existe desde inicios del siglo XX. Sin embargo, no fue sino hasta la entrada del internet, en 1990, cuando sus horizontes se abrieron a nivel mundial.

Según un artículo publicado en NacionFarma, en América Latina entró a través de México en 1995. En Costa Rica fue 1996, y el resto de los países después del nuevo milenio. Uno de los primeros signos de la tecnología en México lo encontramos después del terremoto de 1985. Fue en ese momento cuando la National Aeronautics and Space Administration (NASA) brindó apoyo de telemedicina.

Una de las ventajas de la telemedicina es reducir las inequidades en el acceso a la atención médica. Además, asegura que esta llegue de forma correcta a todas las zonas lejanas de influencia de las principales unidades de salud. No obstante, la telemedicina disminuye las diferencias entre los niveles asistenciales y aumenta la integración de la información de los pacientes. Además,  incrementa la cooperación entre los profesionales.

De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSa), en el IMSS, ISSSTE, SEDENA y PEMEX, se cuenta con al menos 4300 profesionales capacitados. Dichos médicos están especializados en el uso de la telemedicina a nivel de especialidad. El uso de la telemedicina es habitual en Dermatología, Ginecología, Otorrinolaringología, Pediatría, Cardiología, Radiología y Medicina Interna..

El avance más reciente del sector público en esta materia es el desarrollo del Grupo de Trabajo Interinstitucional de Equipamiento Médico y Telemedicina. Dicho grupo fue formado por la SSa. Este pretende establecer una base sólida para que diferentes instituciones compartan y fortalezcan programas y equipos. El objetivo de todo ello es crear una Red Nacional de Telemedicina  donde todos los niveles de la atención médica estén vinculados a ella. La expectativa es que, con la entrada de nuevas telecomunicaciones en México, abarque todos los niveles del sector público y del privado.