El temblor esencial; un padecimiento genético

Génética

El temblor esencial; un padecimiento genético

01.03.2019

El temblor esencial está conformado por una serie de movimientos temblorosos involuntarios. Este padecimiento afecta mayormente a hombres y mujeres mayores de 65 años.

Se desconoce la causa exacta del temblor esencial. Diversos estudios sugieren que la parte del cerebro que controla los movimientos musculares, no funciona correctamente en pacientes con temblor esencial. Este padecimiento es hereditario.

Generalmente los movimientos temblorosos se manifiestan en los brazo y manos; en algunos casos también se presencian en la cabeza y en parpados. Cuando un paciente padece este tipo de temblor; manifiesta dificultades para poder tomar objetos pequeños, como una pluma o utensilios para comer.

El temblor generalmente involucra movimientos pequeños y rápidos que ocurren de 4 a 12 repeticiones por segundo. Los síntomas principales son: cabeceo (pérdida de control momentánea del cuello), agitación en la voz (cuando el temblor afecta la laringe), problemas para dibujar y escribir cuando afecta las manos.

Los temblores ocasionalmente disminuyen cuando el paciente se encuentra en reposo. Estos mismo aparecen y desaparecen, generalmente aumentan con la edad. Este padecimiento puede aumentar con la ingesta de cafeína, la falta de sueño y el estrés.

Para detectar este padecimiento los especialistas usualmente realizan exámenes de sangre, tomografía computarizada de la cabeza, resonancia magnética y radiografías del cerebro.

Uno de los tratamientos farmacológicos prescritos habitualmente es propanolol, un betabloqueador. Su efecto secundario es la fatiga, congestión nasal, latidos cardiacos lentos, y puede empeorar al asma.

La primidona es un medicamento utilizado para el tratamiento de las convulsiones. Este fármaco provoca efectos secundarios como somnolencia, problemas de concentración, náuseas y problemas con la marcha, equilibrio y la coordinación motora.  

Otros medicamentos que pueden reducir los temblores son los anticonvulsivos, los tranquilizantes leves y los bloqueadores de los canales de calcio. El botox inyectado en la mano puede reducir los temblores.

Referencia: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000762.htm