El significado clínico de los sueños lúcidos

Sueños lúcidos

El significado clínico de los sueños lúcidos

21.01.2019

El significado clínico de los sueños lúcidos ha propiciado diversas investigaciones a lo largo del tiempo. El fenómeno del sueño lúcido consiste en que una persona pueda recuperar la conciencia mientras sueña.

Las señales volitivas del movimiento ocular registradas a través del electrooculograma durante los sueños lúcidos ha confirmado su veracidad. Se ha comprobado que una persona se da cuenta de que está en medio de un sueño; pero permanece fisiológicamente dormida y sumergida en un entorno de sueño. Los soñadores lúcidos son conscientes de su propio estado de conciencia y; con frecuencia, también pueden recuperar la memoria episódica y el control de las acciones.

Se habla de que los soñadores lúcidos podrían tener un vínculo con enfermedades mentales. Los soñadores lúcidos son conscientes de su propio estado de conciencia y; con frecuencia, también pueden recuperar la memoria episódica y el control de las acciones.

Alrededor del 20 por ciento de las personas tienen sueños lúcidos mensualmente. Durante el sueño, incluso en el sueño REM; las cortezas prefrontal, parietal y lateral media temporal muestran una disminución del flujo sanguíneo cerebral regional durante el sueño. Los expertos plantean la hipótesis de que la hipoactividad de estas regiones provoca una disminución de la conciencia y el control volitivo al soñar.

En un sueño lúcido, la hiperactividad de estas regiones aumenta, específicamente en la corteza prefrontal anterior, el lóbulo parietal inferior bilateral, el precuneus y los giros temporales inferior y medio. Esta hipótesis se apoya mediante los hallazgos limitados y de baja potencia de EEG y MRI funcional.

Sin embargo, la evidencia que relaciona las regiones frontopolar y parietal con los sueños lúcidos respalda las funciones metacognitivas de estas regiones, donde la corteza anterior o prefrontal desempeña un papel crucial en la base neuroanatómica de los procesos metacognitivos, como la autorreflexión y la evaluación de pensamientos y sentimientos.

Las recientes investigaciones señalan que los soñadores lúcidos muestran un aumento de volumen de materia gris en el polo frontal (o porción anterior) del cerebro. Estos hallazgos otorgan cierta credibilidad a las diferencias entre individuos que son necesarias para lograr la conciencia metacognitiva al inicio del sueño lúcido.

 

Referencia: https://www.mdlinx.com/pediatrics/article/3291/ZZD955B72A0D8540FFA1A35DE7FDCC4042/?news_id=469&newsdt=011619&utm_source=DailyNL&utm_medium=newsletter&utm_content=long-form&utm_campaign=article-section