El paciente moribundo y su atención especial

paciente

El paciente moribundo y su atención especial

06.10.2018

El paciente moribundo como es sabido tiene necesidades diferentes a las de otros pacientes, las cuales pueden ser satisfechas con atenciones especiales. Estos pacientes primero deben ser identificados. Antes de la muerte, los pacientes tienden a seguir una de 3 trayectorias generales de declive funcional:

  • Un período limitado de declive funcional progresivo.
  • Un prolongado periodo indefinido de disfunción grave que puede no ser constantemente progresivo.
  • La función que disminuye de forma irregular, causada por exacerbaciones agudas periódicas y, a veces impredecibles, del trastorno subyacente.

Es importante que el paciente moribundo participe en la toma de decisiones tanto como les sea posible. Si los pacientes carecen de capacidad para tomar decisiones de la atención médica y tienen un poder notarial para su atención; la persona designada por un documento  será el que tome la decisión de la atención médica. Sin embargo, si los pacientes no tienen ningún representante autorizado; los médicos suelen conferir la decisión a los familiares más cercanos o, incluso, un amigo cercano.

Es importante para el paciente moribundo que se empleen los cuidados paliativos si son necesarios. Este tipo de asistencia tiene como objetivo mejorar la calidad de vida, ayudando a aliviar los síntomas físicos molestos y la angustia psicosocial y espiritual.

Los médicos deben iniciar los cuidados paliativos apenas se los identifica como gravemente enfermos y sobre todo cuando están lo suficientemente enfermos como para morir.  

El paciente moribundo puede llegar a ser enfermo terminal, al cual se le aplica un programa de atención y apoyo para personas que probablemente morirán en pocos meses. Este se centra en la comodidad y el significado, no en la cura. Los servicios pueden incluir la prestación de atención física, apoyo psicológico, medicamentos, equipo médico duradero y suministros. En algunos países, como los EE. UU., el cuidado para enfermos terminales brinda principalmente servicios en el hogar; en otros, como Inglaterra, estos servicios se encuentran principalmente en establecimientos con internación.

Los médicos deben ser sensibles a las diferencias culturales en el comportamiento en el momento de la muerte. El paciente puede decidir sobre la donación de órganos y de tejidos, si fuera apropiado, o sus familiares y el equipo de atención médica puede analizar la donación de órganos y de tejidos, antes de la muerte o inmediatamente después de ella; en general, estas consideraciones están exigidas por ley.

 

Referencia: https://www.msdmanuals.com/es-mx/professional/temas-especiales/el-paciente-moribundo/el-paciente-moribundo