El juego favorece la salud en niños menores de 5 años

El juego favorece la salud

El juego favorece la salud en niños menores de 5 años

El juego favorece la salud en niños menores de 5 años, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). El organismo internacional hace esta recomendación en sus nuevas directrices sobre la actividad física, sedentarismo y sueño en infantes.

El juego es una actividad importante durante la infancia que beneficia al crecimiento de los niños, especialmente en menores de 5 años. Se recomienda que los niños duerman mejor y eviten el sedentarismo. Asimismo, conviene evitar que permanezcan sujetos a un carrito, asiento o sentados mirando una pantalla.

“Lograr la salud para todos, significa hacer lo mejor para la salud desde el inicio de la vida de las personas”, señala la OMS. La primera infancia es un periodo de rápido desarrollo. Durante esta época los modos de vida familiar pueden adaptarse para mejorar la salud”, señala el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Por su parte, la Dra. Fiona Bull, afirma que aumentar la actividad física, y un sueño de calidad mejora su salud física y mental.La directora del programa de la OMS de Vigilancia y Prevención Poblacionales de Enfermedades No Transmisibles añade que ayudará a prevenir la obesidad infantil. También será beneficioso para prevenir las enfermedades asociadas a ella en etapas posteriores de la vida.

La falta de actividad física provoca más de 5 millones de muertes en todo el mundo cada año, según la OMS.

La comisión para acabar con la obesidad ha solicitado orientaciones claras sobre la actividad física, el sedentarismo y el sueño en los niños. La ejecución de las recomendaciones en estas directrices durante los primeros cinco años de vida contribuirá al desarrollo motor y cognitivo. Asimismo, beneficiará y a su salud a lo largo de toda la vida.

Dichas recomendaciones se enfocan en las diferentes etapas de los infantes, por ejemplo:

  • Los lactantes (menores de un año). Se sugiere que el bebé tenga juegos interactivos en el suelo. En caso de que el menor no se mueva aún, se recomienda que se coloque en posición prona (boca abajo) a lo largo del día mientras estén despiertos. Deben tener de 14 a 17 horas entre los 0 y 3 meses de edad. El sueño deberá prolongarse de 12 a 16 horas cuando tengan entre 4 y 11 meses.Los niños de 1 a 2 años. Se recomienda que realicen al menos 180 minutos de actividad física, en sus diferentes niveles de intensidad. Deben tener de 11 a 14 horas de sueño de buena calidad, incluidas las siestas, con horarios regulares para dormirse y despertarse.
  • Niños de 3 a 4 años. Por lo menos deben de tener 60 minutos de actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día.. Deben tener de 10 a 13 horas de sueño de buena calidad, que pueden incluir una siesta, con horarios regulares para dormirse y despertarse