El filtro natural, un hígado humano

Almacenador de vitaminas A, D, E y K, y responsable de mantener la energía física y mental.

El filtro natural, un hígado

06.02.2019

El filtro natural de nuestro cuerpo, es el hígado; y es el encargado principalmente de purificar la sangre; removiendo las toxinas y las células que el organismo ya no necesita, también es responsable de sintetizar los glúcidos y los lípidos.

Otra de sus grandes funciones es el almacenamiento de vitaminas A, D, E y K, responsables de mantener la energía física y mental.

Cuando este órgano contiene demasiadas toxinas en su interior, comienza a presentar síntomas de diferentes formas. Las principales son; el cambio del color y olor de la orina, por lo general esta tiene un color amarillo pálido, cuando el organismo está bien hidratado; sin embargo, por ictericia puede tornarse con un color más oscuro.

Un hígado, con mayor acumulación de desechos puede provocar que las heces sean más pálidas, o incluso negras, sin importar que exista una infección urinaria o intestinal, son una señal clave para detectar problemas hepáticos de forma oportuna.

Algunos casos de calambres e inflamación abdominal, tienen origen en problemas del hígado. Cuando los cólicos son frecuentes, o extremos indican que el hígado no se encuentra trabajando de forma óptima, teniendo dificultades para deshacerse de toxinas. Habitualmente se presenta inflamación constante en el abdomen.

Los síntomas también suelen manifestarse exteriormente, como una picazón inexplicable, irritación y sequedad; estas pudieran estar alertando de un sistema hepático intoxicado, en algunos casos estos síntomas desaparecen solo momentáneamente al poner crema hidratante en la zona afectada.

La diarrea es una reacción de múltiples enfermedades, entre ellas; las que afectan el hígado y la vesícula biliar, cuando esta manifestación es recurrente, el hígado necesita una desintoxicación. La retención de líquidos; es una manifestación muy frecuente ante este padecimiento, presentándose en pies, piernas u otras partes del cuerpo.

Referencia: http://bioclinico.mx/signos%20de%20advertencia.html