El desarrollo de la Medicina en la antigua India

Medicina antigua

El desarrollo de la Medicina en la antigua India

03.01.2019

El desarrollo de la Medicina en la antigua India tuvo en materia científica impresionantes adelantos en su tiempo; incluso antes del surgimiento de la civilización griega. Así lo han señalado Juan Miguel de Mora junto con Marja Ludwika Jarocka en su investigación de más de diez años, la cual solo se dio a conocer en varios volúmenes.

El sistema decimal, el concepto de cero, el algebra en sus inicios y otras aportaciones a la ciencia universal son descubrimientos de la India que se llevaron al llamado mundo occidental. Los antiguos hindúes llamaban a la Medicina  Ayur Veda; que se traduce como “ciencia de la longevidad” o “ciencia de la vida”.

Sorprendente era el avance de los médicos hindúes en cuanto a observación, ya que ellos tenían 2.000 mil años antes de nuestra era. Tal es el ejemplo de las prótesis que llegaron a fabricar.

Prácticas como el cateterismo vesical (introducir un objeto hueco, por ejemplo, una caña, hasta la vejiga, como una sonda); el empleo de cicatrizantes, la psicoterapia, así como la presencia de médicos era común en los remotos tiempos védicos; es decir, en el mismo principio de la cultura sánscrita.

La vida y la conciencia son resultado de combinaciones químicas que se producen en la materia, decían los llamados carvakas que eran los materialistas de la antigüedad hindú. En la India no sólo hubo espiritualismo, sino también materialismo y ateísmo; ideologías dignas de tomarse en cuenta, señalan De Mora y Jarocka.

Estas doctrinas no impidieron el desarrollo de la Medicina; ya que para el siglo IV -III a. C. se hablaba de la existencia de hospitales para gente rica. En estos centros se reconocía la importancia de la higiene y de la salud mental del paciente. Estos edificios contaban con un diseño arquitectónico inusual. Posteriormente en el siglo V de nuestra era se habla de la existencia de hospitales gratuitos e instituciones para asistir a los pobres; incluso a los animales.

La cirugía en la India llegó a adelantos extraordinarios a diferencia de otras culturas antiguas. Empleaba la herbolaria y señalan los autores que había más de cien instrumentos quirúrgicos.  Además, esta práctica no se dejó influir por la religión ni por la superstición. En relación con la anestesia utilizada en esa época; la poderosa droga sammohini era la más utilizada ya que dejaba insensible al paciente. Asimismo, utilizaban otra para acelerar su retorno a la conciencia.

El Charaka Samjitá y el Susruta Samjitá son los tratados más importantes de Medicina que señalan los autores. En estos se habla hasta de los tipos de alcoholismo que había en esa época; ya que los antiguos hindúes tenían el afán de clasificar, subclasificar, describir y detallar todo. Estos y otros tratados describen la práctica de la cesárea, la cirugía plástica, la operación de cataratas, etcétera.

Uno de los aspectos más asombrosos es el empleo tanto de suturas externas (con fibras e hilos de distinta especie) como internas.

Cuando se trataba de heridas internas en las que era indispensable utilizar materia orgánica reabsorbible en las suturas se usaban hormigas grandes cuyas mandíbulas mordían y sellaban las heridas de intestinos perforados, mientras el cirujano sujetaba cuidadosamente los bordes. Apenas sujetas las mandíbulas de la hormiga, se cortaba la cabeza de esta,  que así equivalía a lo que en la Medicina actual es una grapa. Con este procedimiento, se lograba resolver el grave problema de la reabsorción del material de la sutura, por ejemplo, del vientre.

La Medicina tuvo que enfrentarse a obstáculos de índole religiosa. Había médicos que negaban la ley del karma (la causalidad, el fruto de lo que se hizo en otras vidas), ya que se preocupaban por curar el cuerpo presente sin pensar que es su comportamiento en una vida pasada.

 

Referencia: http://www.revistadelauniversidad.unam.mx/0904/pdfs/101-103.pdf