El control glucémico y la dieta en carbohidratos

El aumento del riesgo de hipoglucemia trae consecuencias mortales.

El control glucémico y la dieta baja en carbohidratos para la diabetes

06.03.2019

El control glucémico y la dieta baja en carbohidratos para la diabetes se convirtieron en el estándar de cuidado.  Sin embargo, antes del hallazgo de la insulina, la restricción severa de los carbohidratos en los niños con diabetes mellitus tipo 1 (DMT1) era lo habitual. Posteriormente al tratamiento de la insulina, la ingesta recomendada de carbohidratos se incrementó sin prueba de superioridad en ensayos clínicos.

La Asociación Americana de Diabetes (AAD) señala la importancia de una dieta individualizada en lugar de focalizarse en los macronutrientes para el control glucémico. Sin embargo, el manejo de la DMT1 se encuentra subóptimo; a pesar de los avances tecnológicos y médicos. Con una hemoglobina A1c (HbA1c) general promedio del 8,2 por ciento; solo el 20 por ciento de los niños y el 30 por ciento de los adultos alcanzan los objetivos glucémicos de HbA1c; es decir, mayor al 7 por ciento para adultos y mayor al 7,5 por ciento para niños; según lo establecido por la AAD para reducir las complicaciones a largo plazo.

Por otro lado, la dificultad para controlar la glucemia postprandial es un determinante principal de la HBA1c. Mientras tanto, prevalece una falta de coincidencia entre la absorción de hidratos de carbono y la acción de la insulina después de las comidas; incluso con los avances técnicos y los modernos análogos de insulina.

El aumento del riesgo de hipoglucemia trae consecuencias mortales; si no se toman las medidas para reducir la hiperglucemia postprandial. Por ejemplo, la fuente y cantidad de carbohidratos consumidos afectan la variabilidad glucémica más que cualquier otro factor dietético; lo que proporciona una base conceptual para el interés en dietas modificadas en carbohidratos para la DMT1. En cuanto a la fuente de carbohidratos, se puede utilizar una dieta con bajo versus alto índice glucémico para reducir la HbA1c moderadamente (en ~ 0,5%).

Diversos estudios señalan que existen mejoras en la HbA1c; así como otros beneficios, por ejemplo, la reducción en la hipoglucemia y en la variabilidad glucémica con una dieta muy baja en carbohidratos (DMBC). Estos estudios varían en cierto grado ya que una DMBC se define como mayor 20 a 50 g por día de carbohidratos o mayor al 5 por ciento a 10 por ciento de hidratos de carbonos como proporción de calorías.

Por otro lado, los beneficios de la DMBC se encuentran limitados en la DMT1 debido a los pequeños tamaños de muestra y las cuestiones metodológicas; es decir, se tiene poco conocimiento de su prevalencia, práctica y sostenibilidad. Del mismo modo, se desalienta por la falta de estudios más amplios en ambientes pragmáticos y por la posibilidad de cetoacidosis diabética (CAD); hipoglucemia, dislipidemia, deficiencia de nutrientes, falla de crecimiento en niños y sostenibilidad. Recientes estudios trabajan con el fin de caracterizar el control glucémico y los eventos adversos agudos entre niños y adultos que han adoptado este enfoque para la autogestión a largo plazo de la DMT1.

Referencia: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=92880