Diseñan nuevos tratamientos contra el párkinson

Nuevos tratamientos contra el párkinson

Diseñan nuevos tratamientos contra el párkinson

29.05.2019

Un grupo de científicos recomienda nuevos tratamientos contra el párkinson. Dicha patología es una condición compleja con una amplia gama de síntomas. Actualmente no existe cura, pero el tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad.

Los enfoques de los nuevos tratamientos contra el párkinson incluyen medicamentos, cirugía, terapias alternativas y complementarias, terapia ocupacional y terapia del habla. Por otro lado, los síntomas de la enfermedad de Parkinson (EP) varían ampliamente. Es por ello por lo que ningún tratamiento individual funcionará para todas las personas con esta afección. Un artículo publicado en la web de SaludConsultas menciona que los Institutos Nacionales de la Salud señalan que hay 3 tipos de medicamentos disponibles:

  • Medicamentos que aumentan los niveles de dopamina en el cerebro, como la levodopa, y medicamentos que imitan a la dopamina o evitan que se descomponga.
  • Fármacos que reducen o alivian el temblor y otros síntomas que afectan los movimientos del cuerpo.
  • Terapias para la depresión, psicosis, demencia y otros síntomas no motores.

Los síntomas de la EP se deben principalmente a los bajos niveles de dopamina en el cerebro. La dopamina es un mensajero químico o neurotransmisor. La mayoría de los medicamentos para la enfermedad tienen como objetivo reponer los niveles de dopamina o imitar su acción. Estos se llaman medicamentos dopaminérgicos. Los medicamentos dopaminérgicos pueden reducir la rigidez muscular y mejorar la velocidad de movimiento. Además, ayudan con la coordinación motora y disminuyen el temblor muscular. Tomar dopamina en si no ayuda, puesto que no puede ingresar al cerebro, pero las drogas que permiten al cerebro crear dopamina pueden ser beneficiosas.

Los principales fármacos indicados por los médicos incluyen: la levodopa, carbidopa-levodopa y agonistas de la dopamina. También suelen prescribirse inhibidores de la monoamino oxidasa-B, inhibidores de la catecol O-metiltransferasa y anticolinérgicos. La depresión es un problema común para las personas con EP. La Academia de Neurología recomienda la amitriptilina para el tratamiento de la depresión. Según este organismo, actualmente no hay pruebas suficientes para apoyar el uso de otros tratamientos.

La demencia se desarrolla con el tiempo en muchas personas con EP, especialmente si tienen EP con cuerpos de Lewy. Los cuerpos de Lewy son depósitos anormales en el cerebro. La rivastigmina es una opción de tratamiento para la demencia, pero la Academia señala que los beneficios pueden ser pequeños y pueden empeorar los temblores. Donepezil es otra opción.

Nuevos tratamientos 

Las terapias alternativas que pueden ser beneficiosas incluyen: masaje, yoga, Tai Chi, acupuntura, osteopatía, manipulación quiropráctica e hipnosis. La técnica Alexander puede ayudar con la postura y la actividad muscular. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar la efectividad de dichos tratamientos.