Diagnóstico y tratamiento del vitíligo

El tratamiento del vitíligo

Diagnóstico y tratamiento del vitíligo

06.06.2019

La Clínica Universidad de Navarra menciona que el tratamiento del vitíligo varía de acuerdo al tipo de diagnóstico. Es un trastorno de la piel de causa desconocida. Se caracteriza por la presencia de manchas blancas debido a falta de pigmentación. El diagnóstico se establece en la mayoría de los casos mediante el examen clínico de la piel del paciente.

Algunas veces, se puede usar la lámpara de hendidura o de Wood. Se trata de una luz ultravioleta que hace que las áreas sin melanocitos aparezcan de un color blanco brillante. En ocasiones debe realizarse una biopsia cutánea para descartar otras enfermedades autoinmunes. Asimismo,  se emplea la analítica de sangre con determinación de hormonas tiroideas o de vitamina B12.

La causa por la que desaparecen los melanocitos o dejan de sintetizar melanina no se conoce con exactitud. Se han formulado diferentes teorías. Entre ellas destaca la que considera a esta enfermedad de origen autoinmune. Se ha observado que situaciones como el estrés o los traumatismos pueden precipitar la aparición de estas lesiones en pacientes predispuestos.

A veces se asocia a otro tipo de enfermedades como la diabetes, la anemia perniciosa, la enfermedad de Addison o enfermedades tiroideas. La piel de los pacientes con vitíligo no tiene melanocitos funcionantes en las zonas afectas. Es por ello por lo que es importante utilizar cremas de protección solar, dado que estas personas tienen mucha más facilidad para quemarse.

Prevalencia

En los casos indicados, el tratamiento quirúrgico tiene una eficacia en el 90%, siendo una alternativa muy recomendable. El vitíligo es una enfermedad que afecta al 1% de la población mundial. Esta es más frecuente en aquellas razas que tienen mayor cantidad de pigmentación en la piel. Se cree que hay una mayor prevalencia en mujeres y la edad de aparición se encuentra comprendida entre los 10 y 30 años.

Existen diferentes tipos de vitíligo. Los principales son:

  • El vitíligo focal es aquel en el que aparecen máculas aisladas y reducidas en tamaño y número en cualquier localización.
  • El vitíligo segmentario se caracteriza porque las máculas son unilaterales y suelen seguir una distribución determinada.
  • El generalizado es el tipo más común y se caracteriza por múltiples máculas hipopigmentadas dispersas por toda la superficie corporal y de disposición simétrica.
  • El vitíligo acro facial afecta partes distales y a la región facial. La forma universal es aquella en la que quedan pocas áreas corporales pigmentadas.