Crean el primer productor de hormonas artificial

El precursor de la maquina de diálisis.

Crean el primer productor de hormonas artificial

07.02.2019

El primer productor de hormonas artificial; es el precursor de lo que hoy se conoce como máquina de diálisis, y fue fabricado con tripas para embutir salchichas con una bomba de agua de un coche.

Fue en 1939, cuando el Dr. Willem Johan Kolff se interesó en seguir desarrollando este proyecto para poder atender a cientos de enfermos. Fabricó un tambor rodante que mantenía la sangre en continuo movimiento; y lo cubrió con el celofán que se usaba, principalmente, para envasar salchichas.

La asombrante idea surgió al observar cómo un envoltorio de salchichas lleno de líquido y agitado en una solución salina hacía la función de una membrana para depurar residuos.

Para que funcionase esta invención necesitaba un adecuado flujo de sangre; y para ello aprovechó el diseño de la novedosa bomba de agua del automóvil modelo T de la marca Ford.

Tiempo después de iniciar la investigación, los Países Bajos fueron invadidos por los nazis y tuvo que mudarse a un hospital rural, donde pondría a prueba su invento en un paciente, con quien desafortunadamente no tuvo éxito.

Después de catorce intentos fallidos, en 1945, tuvo éxito con el primer enfermo renal. Una mujer de 65 años en estado de coma, que recuperó la consciencia después de once horas de hemodiálisis. La paciente vivió siete años más, y murió por causas ajenas a sus problemas renales.

Tras el éxito obtenido con distintos pacientes, dio a conocer su invento donando cinco riñones artificiales a hospitales de otros países. El Dr. Kolff no patentó su invención para que miles de enfermos pudieras ser atendidos alrededor del mundo.

En 1943, el primer riñón artificial fue modificado en Boston, dando paso una nueva máquina conocida como Kolff-Brigham;  muy utilizada en la década de 1950, durante la guerra de Corea.

Referencia: https://arqueologiadelamedicina.com/2017/11/24/el-primer-rinon-artificial/