Autopsia y disección en la Edad Media

Autopsia y disección

Autopsia y disección en la Edad Media

24.01.2019

La autopsia y disección en la Edad Media no eran muy comunes. Se dice que, en esa era, pocas personas estaban dispuestas a que sus familiares fallecidos fueran utilizados como cadáveres.

El historiador bizantino Teófanes (752–818) registra cómo un apóstata de la fe cristiana y líder de los Scamari fue capturado. “Le cortaron las manos y los pies en el topo de Santo Tomás, trajeron médicos y lo diseccionaron desde su región púbica hasta su pecho mientras estaba vivo. Esto lo hicieron con miras a entender la estructura del hombre. En esta condición lo entregaron a las llamas”.

Existen varios mitos sobre los procedimientos médicos en la Edad Media. En varios textos se habla acerca de la importancia para los médicos islámicos medievales de poder realizar disecciones para comprender mejor la anatomía humana, y no existen escritos que prohíban la práctica en el mundo árabe.

Las personas que estaban interesadas en la anatomía buscaban a los pobres o ancianos que no tenían familia para darles un entierro. Se dice que el propio Leonardo da Vinci realizó más de 30 disecciones, incluida la de un hombre de 100 años que conoció en un hospital florentino y se hizo amigo.

Otro de los procedimientos médicos en la Edad Media era la autopsia. Esta la utilizaban para aprender más sobre las causas de muerte. Tal es el caso de la ciudad de Florencia, que financió autopsias en aquellos que murieron a causa de la plaga durante la Muerte Negra   «para conocer más claramente las enfermedades de sus cuerpos». Asimismo, Johannes della Penna, médico de Nápoles; también realizó autopsias en las víctimas de la plaga, y descubrió que «algunos tenían una multitud de úlceras que eran internas, en el pecho y en los pulmones, y que de estas salieron escupiendo sangre y murieron rápidamente”. Otros los tuvieron en el exterior, con úlceras, manchas y herpes que se formaron debajo de la piel en las tres glándulas principales.

Katherine Park, autora de Secretos de las mujeres: género, generación y los orígenes de la disección humana. señala que quienes practicaban la Medicina medieval entendían que no solo podían confiar en los trabajos de los médicos antiguos, sino que también tenían que buscar el conocimiento a través de la experiencia y, a veces, de la experimentación.

 

Referencia: http://www.medievalists.net/2013/08/medieval-medical-experiments/