Un equipo de mexicanos desarrolla un psicobiótico

La innovación es producto de biología sintética.

Un equipo de alumnos mexicanos desarrolla un psicobiótico

20.03.2019

Un equipo de alumnos mexicanos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; desarrollaron un nuevo psicobiótico Lactobachill que es capaz de controlar la ansiedad y la depresión. Esta innovación fue diseñada por trece alumnos de diversas carreras académicas y contaron con la colaboración de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

El desarrollo del psicobiótico comenzó con el planteamiento de que en el intestino existen neuronas vinculadas al cerebro y junto al microbiota están ligadas a la regulación de procesos neurológicos como la depresión. Cuando el paciente manifiesta un desequilibrio; se pone en alerta todo el cuerpo.

Los investigadores diseñaron un constructo por medio de modificaciones genéticas. Este psicobiótico es capaz de modular dichas interacciones al inhibir la respuesta inflamatoria. El psicobiótico Lactobachill es producto de biología sintética.

Según un artículo publicado en Saludario; este microorganismo puede colonizar fácilmente el intestino y gracias a sus propiedades puede inhibir las señales de citoquinas asociadas a la desestabilización de la información sistémica. De igual forma es capaz de regular el sistema inmunológico y normaliza el eje intestino-cerebro.

El psicobiótico Lactobachill fue galardonado con la medalla de bronce en la International Genetically Engineered Machine Competition (IGEM) 2018 y el Premio Rómulo Garza dentro del Tecnológico de Monterrey.

Los estudiantes especializados en Biotecnología, Mercadotecnia y Sistemas Computacionales apuntaron que el desarrollo inicial se extendió por casi un año. Sin embargo; los alumnos señalan que el psicobiótico todavía no es adecuado para su uso en humanos.