“La voluntad de donar órganos es de manera altruista”

donación de órganos

Dr. Michel Ortiz: “La voluntad de donar nuestros órganos es de manera altruista y de calidad moral”

Es preciso saber que la voluntad de donar nuestros órganos es de manera altruista y de calidad moral; sin que ello implique una obligación de trascendencia legal; haciendo a nuestros familiares conocedores de esta decisión; para que en caso de nuestro deceso sean ellos quienes autoricen la donación; y se respete la voluntad de poder ayudar a otras personas que requieran mejorar su salud.

Tal y como lo señala el Dr. Michel Raúl Ortiz Prado; especialista en Geriatría y Gerontología y actualmente director general del Centro de Trasplantes del Estado de Guerrero. Desde el mes de julio de 2017 a octubre de 2018, se han procurado un total de 110 órganos y tejidos; de los cuales 64 son córneas, 4 corazones, 9 hígados, 26 riñones y 4 tejido cardiovascular. Así también, se han realizado 19 trasplantes de córnea en el Instituto Estatal de Oftalmología.

Para ser un donador de órganos el primer paso es registrarse en la página del Centro Nacional de Trasplante o acudiendo a las coordinaciones hospitalarias de donación, que se encuentran en los hospitales de la Secretaría de Salud en el estado para obtener la tarjeta de donador voluntario.

Cabe destacar que no todas las personas fallecidas pueden ser donadores de órganos. La donación dependerá de las características del fallecimiento; y son los especialistas quienes determinarán cuáles son los órganos y tejidos aptos para el trasplante. Debemos tener en cuenta, que toda persona es disponente de su cuerpo y podrá ser donado total o parcialmente; de acuerdo con la voluntad que ella misma haya manifestado en vida; o la decisión que tomen sus familiares en su deceso.

Es importante señalar que no podrán donar; aquellas personas que sean portadoras del virus VIH/SIDA o que hayan padecido algún tipo de cáncer; exceptuando tumores primarios del cerebro o piel. Los menores de edad no pueden donar en vida excepto cuando se trate de trasplantes de médula ósea; para lo cual se requerirá el consentimiento expreso de los padres o representantes legales. Así como también los incapaces mentales y otras personas sujetas a procesos judiciales no podrán ser donadores ni en vida ni después de su muerte.

Existen dos tipos de donantes:

  1. El donante vivo: es aquel que puede donar por voluntad propia y a un familiar (hasta el quinto grado de consanguinidad) órganos sólidos como un riñón o parte del hígado y médula ósea. Cuando una persona se plantea en vida ser donante voluntario no es posible determinar en qué momento pueda llegar a serlo de forma real.
  2. El donante cadavérico: debe morir en una circunstancia especial que se denomina muerte encefálica, y debe estar en un centro hospitalario donde se pueda mantener artificialmente su cuerpo para que finalmente se logre la extracción de los órganos y tejidos que ayudarán a otros a seguir viviendo.

Los órganos que se pueden donar cuando se ha diagnosticado muerte encefálica o parada cardiaca son:

  • En muerte encefálica (muerte cerebral): podrá donar los órganos de corazón, pulmón, hígado, riñones y páncreas; así como los tejidos de hueso, piel, córneas, tendones, cartílago y vasos sanguíneos.
  •  En parada cardiaca (cardio-respiratorio): únicamente podrá donar tejidos como: hueso, piel, córneas, tendones, cartílago y vasos sanguíneos.

Los datos de los receptores, de los donadores y la fecha del trasplante; los establecimientos autorizados con licencias sanitarias conforme al artículo 315 de la Ley General de Salud; los profesionales de las disciplinas para la salud que intervengan en trasplantes; los pacientes en espera de algún órgano o tejido, integrados en bases de datos hospitalarias, institucionales, estatales y nacional; en términos del Artículo 338 de la misma Ley; se concentran en una plataforma que se mantiene actualizada a cargo del Centro Nacional de Trasplantes, mejor conocido como Sistema Informático del Registro Nacional de Trasplantes.

El Centro de Trasplantes del Estado de Guerrero, contempla actividades a corto y a mediano plazo de las cuales se pueden destacar algunas como: realizar el primer trasplante de riñón en el estado y, consolidar la red hospitalaria de tejido corneal en el Estado de Guerrero, por destacar algunas.

Actualmente está activo el programa de trasplante de tejido corneal, que se realiza en el Instituto Estatal de Oftalmología desde del año 2017, el cual procura que el beneficio sea principalmente “de Guerrerense para Guerrerense”; dirigido a pacientes con patologías visuales, que requieren el tejido para mejorar su calidad de vida.