La acupuntura como herramienta contra el VIH

La acupuntura como herramienta contra diversas patologías

La acupuntura como herramienta contra el VIH

03.05.2019

Diversas investigaciones definen la acupuntura como herramienta contra diferentes patologías, entre ellas el VIH. La acupuntura aplica agujas muy delgadas para estimular puntos específicos en el cuerpo. Dichos puntos quedan en sendas de energía llamadas meridianos. En este sentido, los tratamientos de acupuntura se diseñan para mejorar el flujo y equilibrio de energía a lo largo de estos meridianos.

Según un artículo publicado en la web aidsinfonet; la Medicina tradicional china existe desde hace 2500 años. Esta medicina considera el cuerpo humano como un sistema de flujos de energía.  Cuando dichos flujos están equilibrados, el cuerpo está saludable. Los practicantes toman el pulso a sus pacientes y examinan su lengua para diagnosticar desequilibrios de energía. En la Medicina china pueden tomarse los pulsos en 3 posiciones en cada muñeca y a 3profundidades en cada posición.

La enfermedad no es definida por síntomas ni por el nombre de una enfermedad. En la Medicina tradicional china existen diferentes formas de mejorar el equilibrio de estos flujos de energía. Las técnicas más comunes usadas en el mundo occidental son las técnicas del ejercicio como Qigong o Tai Chi, o la acupuntura o las hierbas.

La acupuntura consiste en el equilibrio de energía. De hecho, no hay puntos de acupuntura específicos para tratar el VIH. Un acupuntor usa los pulsos y examina la lengua para identificar cómo los flujos de energía están fuera de equilibrio.

La acupuntura no cura la infección de VIH, recalca este artículo. Sin embargo, muchos pacientes creen que les ha ayudado a mejorar su energía global o tratar los efectos secundarios de los medicamentos antirretrovirales Algunas personas han utilizado la acupuntura para reducir la perturbación del estómago o la diarrea causada por los medicamentos.

Algunos pacientes, señala el artículo, han experimentado un dolor ligero, entumecimiento u hormigueo cuando se insertan las agujas de acupuntura. En casos raros las personas se sentirán vertiginosas o nauseadas durante la acupuntura. Ensayos clínicos sobre la acupuntura muestran que es eficaz para tratar algunos tipos de dolores y náuseas. Esto llevó a los Institutos Nacionales de Salud en 1997 a emitir una declaración que apoya el valor de acupuntura para ciertas condiciones. No obstante, dicha practica médica es avalada por la Organización Mundial de la Salud.