¿Dormir por salud? El balance para estar saludable

Dormir es saludable

¿Dormir por salud? El balance para estar saludable

19.07.2018

En México se estima que un 45% de la población tiene mala calidad de sueño; mientras que un 5% de adultos sufren de insomnio y el 11% ronca al dormir. Las cuestiones son ¿cuánto tiempo puede pasar una persona sin dormir? ¿qué consecuencias existen si no se duerme bien?

En el famoso libro de los Récords Guinness; Randy Gardner es la persona que ha  permanecido más tiempo despierto, 264 horas (once días) en 1965. Según los datos existentes; indican que su humor cambió, no podía memorizar nada, tenía la vista borrosa y al cuarto día comenzaron las alucinaciones. Dormir poco frecuentemente o tener periodos de vigilia afecta el rendimiento de nuestro cerebro; lo cual no se compensa durmiendo posteriormente. Una persona debe dormir entre 7 y 8 horas diarias para mantener un estado físico, mental y emocional óptimo. Sin embargo, el estilo de vida actualmente ha desmejorado la calidad de sueño y el tiempo ideal para descansar.

La falta de sueño genera ansiedad de comer e incrementa el consumo de carbohidratos y calorías; lo que aumenta el peso con más facilidad. Cuando no dormimos lo suficiente tendemos a desear comer aun cuando en realidad no sentimos hambre. La Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos dice, que las personas que no alcanzan a dormir por lo menos 6 horas diarias, triplican el riesgo de tener un accidente automovilístico por conducir con sueño, debido a los efectos que padece la coordinación ocular.

Son muchas las consecuencias que se obtienen al no dormir adecuadamente, debilitamiento del tejido cerebral, enfermedades cardíacas, menos esperanza de vida, menos atractivo físico, etc. Por lo contrario, existe una enfermedad denominada síndrome de Kleine-Levin o síndrome de la bella durmiente el cual es una enfermedad poco frecuente en la población, aproximadamente 1,000 personas en todo el mundo lo padecen, es de tipo neurológico se caracteriza por episodios que duran días o semanas, en los que el paciente afectado presenta somnolencia excesiva y periodos de sueño prolongado de como mínimo 18 horas diarias. Acompañada de hipersomnia, bulimia, trastornos de la conducta tales como irritabilidad, conductas obsesivas, negligencia en la higiene personal y trastornos emocionales.

En la vida existe un balance para estar saludable, la decisión es de cada ser humano y hay cosas que, como el sueño, simplemente no se pueden dejar para más tarde porque nunca te recuperarás por más horas que duermas.