Troponina elevada fuera del dolor torácico agudo

troponina

18.09.2018

La introducción de la troponina ha supuesto un gran avance para el diagnóstico del infarto agudo de miocardio (IAM) al permitir la detección de cualquier mínima cantidad de daño miocárdico. Sin embargo, el uso excesivo de la troponina en los servicios de urgencias puede generar confusión en determinadas circunstancias.

Es evidente que los métodos de alta sensibilidad están representando un reto, pero también una gran ayuda para la práctica clínica. Por ello, uno de los motivos de realizar este documento es aclarar las diferencias entre los métodos de empleo contemporáneos y los de alta sensibilidad y su papel en la práctica clínica diaria:

  • Métodos contemporáneos: son útiles para la práctica clínica, pero no alcanzan las prestaciones que actualmente proporcionan los métodos de alta sensibilidad. Se necesita más tiempo para obtener un resultado.
  • Métodos de alta sensibilidad: son capaces de medir el percentil 99 de una población de referencia, que es el limite que las definiciones de infarto marcan para reconocer daño miocárdico. Son capaces de medirla con la sensibilidad analítica y suficiente. En concreto este error máximo, que se produce con la medida de troponina con los métodos ultrasensible es normalmente siempre inferior al 10%, que es el criterio a las recomendaciones y de las definiciones de infarto.

A la hora de descartar de forma segura un síndrome coronario agudo con los algoritmos propuestos de determinación de troponina de alta sensibilidad, se facilita el descarte del infarto agudo de miocardio, pero es importante conocer el método de troponina disponible en el centro, así como valorar la historia clínica y el ecocardiograma.

Una troponina elevada dentro de un contexto clínico adecuado lleva al diagnóstico del infarto agudo de miocardio tipo 1, que es el objetivo principal de urgencias, sin embargo, también puede indicar un infarto agudo del miocardio tipo 2, daño miocárdico de cualquier origen lo que en ocasiones lleva a una confusión en los médicos para revelar un diagnóstico certero del padecimiento del paciente.

La recuperación del paciente lleva a la conclusión del infarto agudo del miocardio tipo 1, por lo que se descartan las patologías anteriores. No siempre presenta los síntomas clásicos, la troponina positiva se tiene que interpretar en el contexto de la clínica para determinar si se trata de un infarto de miocardio tipo 1 o 2 o lesión miocárdica aguda, y asignar el tratamiento adecuado. De este modo, es vital realizar una cuidadosa evaluación clínica antes de tomar decisiones y asignar diagnóstico.

 

Referencias: https://secardiologia.es/multimedia/cardiotv/9808-consenso-sobre-la-utilizacion-de-la-troponina-cardiaca-para-el-diagnostico-del-iam-en-urgencias