Tabaquismo y su impacto en la salud

Tabaquismo

El tabaquismo como problema psicológico provoca ligeros cambios en el estado de ánimo, apunta hacia la euforia o bien hacia la tranquilidad, dado que el tabaco a diferencia de otras drogas tiene un mayor impacto en otros órganos del cuerpo que en el cerebro humano. La dependencia de la nicotina es una adicción a los productos de tabaco provocada por la droga nicotina. La dependencia de la nicotina significa que no se puede dejar de consumir la sustancia, sin importar si hace daño.

Los adictos al tabaco mueren más jóvenes que los no fumadores, causa cáncer, daña casi todos los órganos en el cuerpo, incluyendo los pulmones, el corazón, los vasos sanguíneos, los órganos genitales, la boca, la piel, los ojos y los huesos. En México 14.3 millones de personas son fumadoras; de 8 mil muertes al año en México el 85% están relacionadas con el tabaquismo, de las cuales un 25% fueron pacientes que nunca habían fumado, un 5.2% son hombres (10.6 millones) y 8.2%, mujeres (3.8 millones).

El humo del cigarro contiene más de 4,000 sustancias químicas, incluyendo algunas sumamente peligrosas como el cianuro, el plomo y al menos 60 compuestos que causan cáncer. Si una mujer fuma durante el embarazo, ese cóctel tóxico entra inmediatamente en la corriente sanguínea, que es la única fuente de oxígeno y nutrientes del bebé.

La dentadura de una persona que fuma se torna amarillenta, los dedos y las uñas adquieren ese mismo color, suelen tener más arrugas en la cara, se ven cansados e incluso se presentan casos de sueño intranquilo a causa de la nicotina, el humo daña el ADN en los folículos pilosos, una cicatrización lenta, etc. Si es posible dejar de fumar, siempre y cuando el paciente busque ayuda, se deje ayudar, y ponga todo de su parte para su propio beneficio. El dejar de fumar disminuye la presión
arterial, se normaliza el monóxido de carbono, en la sangre mejora la circulación y la función pulmonar, disminuye la tos y la falta de aire, disminuye el riesgo de infecciones, el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, mejora la energía. El riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV (accidente cerebro vascular) se iguala al de un no fumador, el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas, etc. Dejar de fumar simplemente mejora la vida por completo. México fue premiado por la reducción de fumadores en el país en la Conferencia Mundial sobre Tabaco o Salud.

La labor del país es poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo, tanto para la salud como en otros ámbitos, y abogar por políticas eficaces que reduzcan su consumo. Para ello, la celebración del “Día Mundial Sin Tabaco” se centra en destacar, anualmente, temas distintos relacionados con el tabaco para facilitar una visión global de las numerosas facetas y la complejidad que representa este tema.